Logo GovCo
Inicio 5 Noticias 5 Cuidado con la Diarrea
Fecha: 24 de junio de 2024

Cuidado con la Diarrea

La diarrea es un problema muy frecuente en los niños. Consiste en la defecación frecuente, blanda o líquida que difiere del patrón normal de un niño. A veces la diarrea contiene sangre o moco. Identificar una diarrea leve puede ser difícil debido a que en los niños sanos, el número y la consistencia de las deposiciones varía con la edad y la dieta. Por ejemplo, los bebés alimentados con leche materna que aún no reciben alimentos sólidos a menudo tienen deposiciones frecuentes y líquidas que se consideran normales. Un aumento repentino en el número y fluidez puede indicar la diarrea en estos niños. Sin embargo, hacer deposiciones líquidas durante más de 24 horas no es normal.

Los niños con diarrea pueden perder el apetito, vomitar, perder peso o tener fiebre. Si la diarrea es grave o dura mucho tiempo, se puede producir una deshidratación. Los bebés y los niños pequeños pueden deshidratarse muy rápidamente, a veces en menos de un día. La deshidratación grave puede causar convulsiones, daño cerebral y muerte.

A nivel mundial, la diarrea provoca 1,5 millones de muertes al año, en su mayoría en los países en vías de desarrollo.En Colombia la diarrea representa alrededor del 9% de las hospitalizaciones de niños menores de 5 años de edad.

Causas de la diarrea
Las causas más probables de diarrea varían en función de si esta dura menos de 2 semanas (aguda) o más de 2 semanas (crónica). La mayoría de los casos de diarrea son agudos.

Causas frecuentes
La diarrea aguda por lo general está producida por

Gastroenteritis infecciosa

Intoxicación alimentaria

Uso de antibióticos

Alergias alimentarias

La gastroenteritis es causada generalmente por un virus, pero también puede deberse a bacterias o parásitos.

La intoxicación alimentaria por lo general se refiere a la presencia de diarrea y/o vómitos, causados por el consumo de alimentos contaminados por toxinas producidas por ciertas bacterias, como estafilococos o clostridios.

Ciertos antibióticos pueden alterar los tipos y el número de bacterias en el intestino. Como resultado, se puede producir diarrea. A veces, el uso de antibióticos permite la multiplicación de una bacteria particularmente peligrosa, Clostridium difficile. Esta bacteria (Clostridium difficile) libera toxinas que pueden causar inflamación del revestimiento protector del intestino grueso (colitis, ver Colitis por Clostridium difficile).

La diarrea crónica por lo general está causada por

Factores dietéticos, como la intolerancia a la lactosa o el consumo excesivo de ciertos alimentos

Infecciones (especialmente las causadas por parásitos)

Enfermedad celíaca

Enfermedad inflamatoria intestinal

Causas menos frecuentes
La diarrea aguda también puede ser consecuencia de trastornos más graves, como la apendicitis, la invaginación intestinal y el síndrome urémico hemolítico (una complicación de ciertos tipos de infección bacteriana). Además de la diarrea, estos trastornos graves suelen asociarse a otros síntomas preocupantes, como intenso dolor o hinchazón abdominal, heces con sangre, fiebre y aspecto de estar enfermo.

La diarrea crónica también puede resultar de trastornos que interfieren con la absorción de los alimentos (malabsorción), como la fibrosis quística, o de la alteración del sistema inmunitario (debido a un trastorno como el sida o al uso de ciertos medicamentos).

La diarrea puede ser secundaria al estreñimiento. Cuando las heces endurecidas se acumulan en el recto, las heces blandas pueden filtrarse alrededor de ellas hasta la ropa interior del niño.

Evaluación de la diarrea
Signos de alarma
Algunos síntomas son motivo de preocupación. Entre ellos se incluyen los siguientes

Signos de deshidratación, como disminución del volumen de orina, letargo o apatía, llanto sin lágrimas, sed intensa y sequedad de boca

Aspecto de enfermedad

Fiebre alta

Sangre en las heces

Dolor espontáneo en el abdomen y dolor muy intenso al tocarlo

Sangrado en la piel (que se ve como pequeños puntos o petequias; o manchas de color morado-rojizo o púrpura)

Cuándo acudir al médico
Un niño con cualquier signo de alarma debe ser evaluado por un médico de inmediato, al igual que aquel que ha presentado más de 3 o 4 episodios de diarrea y no bebe o bebe muy poco.

Si el niño no tiene signos de alarma y está bebiendo y orinando con normalidad, se debe llamar al médico si la diarrea dura 2 días o más, o si hay más de 6 a 8 episodios de diarrea al día. Si la diarrea es leve, no es necesario visitar al médico. Los niños con diarrea de 14 días o más de duración deben ser vistos por un médico.

Loading...