Logo GovCo
Inicio 5 Noticias 5 Cuidados con la gripe estacional
Fecha: 25 de junio de 2024

Cuidados con la gripe estacional

Qué es la gripe estacional?
La gripe estacional suele estar causada por virus de la gripe de tipo A o B. Los síntomas consisten en fiebre que aparece de forma repentina, tos (generalmente seca), dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, dolor de garganta y rinorrea. La tos puede ser fuerte y durar dos semanas o más.

La mayoría de las personas se recuperan de la fiebre y los demás síntomas en una semana sin necesidad de atención médica. Sin embargo, la gripe puede provocar una enfermedad grave e incluso ser mortal en los grupos de alto riesgo 
¿Quién está en mayor situación de riesgo?).

Las epidemias estacionales tienen lugar principalmente en invierno, entre octubre y marzo en el hemisferio norte y de abril a septiembre, en el sur. En los países tropicales y subtropicales, la gripe estacional puede aparecer en cualquier momento del año.¿Quién está en mayor situación de riesgo?
Las personas que mayor riesgo corren de contraer una gripe estacional grave son:

las embarazadas, en cualquier etapa de la gestación;
los niños menores de 5 años;
las personas mayores de 65 años;
las personas con enfermedades crónicas, como VIH/sida, asma, cardiopatías y enfermedades pulmonares y diabetes;
las personas más expuestas a la gripe, entre las que se encuentran los trabajadores sanitarios.
¿Cómo se trata la gripe?
Las personas que tienen gripe deben beber mucha agua y descansar. La mayoría de ellas se recuperan en una semana. Los antivíricos contra la gripe pueden reducir las complicaciones graves y las defunciones, pero los virus de la gripe pueden hacerse resistentes a esos medicamentos. Los antivíricos son especialmente importantes para los grupos de alto riesgo. Lo ideal es que se administren en una etapa temprana (en un plazo de 48 horas tras el inicio de los síntomas). Los antibióticos no son eficaces contra los virus de la gripe.

¿Cómo evitar que se propague la gripe?
La gripe se puede propagar rápidamente cuando una persona tose o estornuda y esparce por el aire gotículas que contienen el virus. También se puede propagar por las manos contaminadas con el virus.

Conviene tomar precauciones para limitar la transmisión. Cuando se tose hay que taparse la boca y la nariz con un pañuelo y después tirar este y lavarse las manos a fondo y regularmente.

Loading...