Logo GovCo
Inicio 5 Noticias 5 RESPONSABLES CON EL AMBIENTE
Fecha: 15 de junio de 2024

RESPONSABLES CON EL AMBIENTE

Los establecimientos de salud, son aquellos establecimientos como la ESE Santiago de Tunja, con fines de prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades: hospitales, sanatorios, clínicas, centros médicos, salas de atención primaria, veterinarias, laboratorios de investigación, farmacéuticos y de análisis clínicos.

Estos establecimientos generan naturalmente grandes cantidades de deshechos, conocidos como residuos de establecimientos de salud, durante el ejercicio de sus funciones administrativas, asistenciales, docentes y de investigación. Por lo tanto el espectro de los residuos hospitalarios es amplio y va desde aquellos que pueden ser homologados a los residuos domiciliarios hasta algunos con características muy particulares que requieren un tratamiento especial. En el medio existen una enorme cantidad de materiales utilizados en los procesos de la atención sanitaria, los cuales son posibles clasificar para su reciclado. La definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que los Residuos de Establecimientos de Salud (RES) son los residuos sólidos y líquidos que surgen del cuidado de la salud de seres humanos y de animales. Una definición tan amplia requiere especificaciones, preferentemente basadas en evidencias científicas. Si no hay evidencia científica sobre el riesgo que le puede ocasionar a la comunidad es que no son peligrosos.En el Servicio de Salud se pueden clasificar los residuos en:

– No médicos: aquellos provenientes de áreas administrativas y sectores que no están en contacto con pacientes y médicos. Estos residuos, cuya eliminación no demanda exigencias especiales, pueden ser clasificados para su posterior reciclado como se hace con los domiciliarios.

– Los residuos infecciosos: son un grupo compuesto por material orgánico y material descartable proveniente de habitaciones con pacientes colonizados o infectados con un patógeno que requiere aislamiento. Son residuos que exigen que la segregación y eliminación se hagan en bolsa roja (de polietileno de 60 a 120 micrones) desde la habitación. Corresponde a no más del 1 a 3% de los residuos hospitalarios.

– Los residuos químicos, radiactivos, fármacos vencidos: requieren una eliminación especial para evitar la contaminación del medio ambiente. Los provenientes de laboratorios clínico químicos y de anatomía patológica, (aguas residuales de dispositivos automáticos para análisis) debería examinarse el contenido en busca de sustancias nocivas y separar aquellos que puedan descargarse sin problemas en la red de residuos cloacales o si, por el contrario, es efectivamente imprescindible llevar a cabo una eliminación especial.

Un grupo de residuos compuesto por piezas anatómicas, partes del cuerpo, despojos de órganos, bolsas de sangre y hemoderivados tienen que tener un tratamiento especial y destinarlos a la incineración. La manipulación y descarte de elementos punzocortantes tiene que estar bien organizada y es básico la presencia de descartadores en todos los ambientes hospitalarios con atención médica. Se le agrega la capacitación para su uso. Siempre deben manipularse empleando guantes. Son los bisturís, agujas, lancetas y otros elementos que pudieran infringir una lesión y con ella una puerta de entrada de un patógeno presente en la piel o en el material contaminado. Los descartadores son contenedores de paredes rígidas que impiden la perforación y son irrompibles.

Las drogas de uso para tratamiento del cáncer, requieren tratamiento especial. Los envases con restos de sustancias nocivas deben ser recogidos por separado y eliminados por incineración a temperaturas especialmente elevadas (por lo menos a 800°C).

El material de uso en la atención sanitaria como las gasas, guías de suero, frascos de suero, jeringas, hisopos, vendajes, campos, etc., pueden ser eliminados con los residuos domiciliarios y clasificados según su potencial de reciclado.

Residuos líquidos: Los residuos líquidos (sangre, heces, vómitos, orina, secreciones y otros líquidos corporales) pueden desecharse por el inodoro, chatero o equipo sanitario similar. Esto es posible cuando los efluentes son vertidos a la red sanitaria. Si el establecimiento no cuenta con conexión a la red sanitaria deben ser tratados previamente.

Loading...